Los aborígenes australianos



Mi analisi y critica a la religion de los aborigenes australianos

La religión de los aborígenes australianos es realmente sorprendente, se basa en el culto del sueño, transmitido por los antepasados creadores del cielo y la tierra. Usaron el barro del que forjaron todas las cosas.

¿Aquí está de obligación citar el dicho popular ha nacido primero el huevo o la gallina?" Cada individuo es el dueño de sus sueños que pueden ser compartidos, alquilados, prestados, pero no vendidos.

El objetivo de cada individuo es curar el territorio donde reside y de dejarlo en las mismas condiciones en que lo dejaron los antepasados.

(Es obvio que si toda la humanidad se casara con estos principios, viviríamos en un mundo mejor, pero este no es el objetivo de mi investigación.)

En general, todo es un sueño, preexistencia, existencia y muerte y en estas direcciones el individuo cancela su orgullo existencial, aceptando sin reservas el paquete espiritual preempaquetado por los antepasados.

La religión de los aborígenes australianos es rica en costumbres e historias apasionantes, como se puede ver en el artículo publicado, y sugiero que hagan una investigación exhaustiva para investigar en profundidad el concepto de sueño, esencial en esta religión.








Los aborígenes australianos son los primeros habitantes de Australia y las islas de alrededor. Actualmente, hallamos más de 400 pueblos indígenas australianos con un total de 4.000 habitantes. Cada uno tiene sus propios rasgos culturales y una ubicación geográfica determinada.
Estas tribus australianas creen en El Tiempo del Sueño, un conjunto de leyendas que explican cómo se creó el universo. Según éstas, en el pasado, todo era una tierra de barro. Los antepasados crearon los animales, las plantas, los planetas y los seres humanos. En la mitología de los aborígenes australianos, los wondjina fueron espíritus de la lluvia y las nubes quienes pintaron sus imágenes en las paredes de ciertas cuevas



Anangu

El nombre real de esta tribu es pitjantjatjara. Se ubica en los desiertos occidentales de Australia Central. Su cultura y conjunto de creencias se conoce como Tjukurpa, cuyos conocimientos se transmiten de manera oral.
Para este pueblo, la formación rocosa Uluru o Ayers Rock es un lugar sagrado, pues fue la zona en la que se libraron dos importantes batallas relatadas en su mitología. A día de hoy, los propios habitantes anangu realizan visitas guiadas a los turistas.


Arunta

También conocida como arrente. Se localiza en el centro-norte de Australia, alrededor de la cordillera MacDonnell. Son un total de seis grupos de clanes familiares.
La sociedad de este pueblo aborigen australiano es polígama, por lo que aceptan el matrimonio con más de una persona. Además, la homosexualidad está generalizada entre los hombres. La vestimenta se elabora con pieles de animales y decoran su cuerpo con joyas.


Koori

En el sudeste del país hallamos a los koori. Su economía se basa en la recolección de frutas, llevada a cabo por las mujeres, y la caza, para la cual utilizan distintas técnicas como los disfraces o los reclamos. Además, usan el boomerang, un arma que, si no llega a golpear nada, vuelve al lugar desde el cual se ha lanzado.
A día de hoy, cuentan con su propia radio en Sídney, Koori Radio, la única que ofrece información durante todo el día a las personas aborígenes que viven en esta ciudad.


Otras etnias

Además de las ya nombradas, el nombre de otras tribus destacadas de Australia y su localización son las siguientes:
  • Murri, en Queensland
  • Noongar, en el sur de la Australia Occidental
  • Yamatji, en la Australia Occidental central
  • Wangkai, en los Campos Dorados de la Australia Occidental
  • Nunga, al sur de la Australia Meridional
  • Yapa, en el noroeste central
  • Yolngu, en el este, en la Tierra de Arnhem
  • Palawah, en Tasmania
  • Walibri, en Australia central

El Sueño o El Soñar es un término común dentro de la narrativa animista de la creación de los aborígenes australianos para una creación personal o grupal y para lo que puede ser entendido como el “tiempo intemporal” de creación formativa y la creación perpetua.

Además, el término se aplica a lugares y áreas en tierras tradicionales de aborígenes australianos (y a lo largo de la Australia no-tradicional) en donde residen espíritus de creación y ancestros totémicos aún no creados.

No existe ninguna palabra en los idiomas occidentales para cubrir el concepto; por ejemplo, los anangu que hablan pitjantjatjara utilizan la palabra Tjukurpa, y aquellos que hablan yankunytjatjara utilizan la palabra Wapar, pero ninguna de estas significa sueño o soñar en el sentido occidental.

El Sueño tiene diferentes significados para cada grupo aborigen. Puede ser visto como la personificación de la Creación, la cual le da sentido a todo. Establece las reglas que regulan las relaciones entre la gente, la tierra y todo lo relacionado con los pueblos aborígenes.


Propiedad de los sueños

El mundo fue creado durante el Tiempo del Sueño. Un Sueño es una historia de propiedad de diferentes tribus y sus miembros que explica la creación de la vida, personas y animales.

Una historia del Sueño es pasada con protección como si fuera propiedad y es una forma de "propiedad intelectual".

En el contexto moderno, un aborigen no puede contar o pintar la historia del sueño o la creación de alguien más sin permiso previo del dueño de este Sueño.

La historia del sueño de una persona debe ser respetada, ya que el individuo posee el conocimiento de dicha historia del sueño.

Algunas restricciones de comportamiento están asociadas con la propiedad del sueño; por ejemplo, si el Sueño es pintado sin autorización, esta acción puede ser recibida con acusaciones de haber "robado" el Sueño de otra persona.
 
Geoffrey Bardon
Los tres libros del fallecido Geoffrey Bardon sobre Papunya específicamente mencionan conflictos relacionados con la posesión de una historia del sueño.

 Utilizó como un ejemplo la hormiga de miel del sueño pintada en tiempos contemporáneos en las paredes de la escuela de Papunya. Antes de que mural fuese pintado, todas las tribus de Papunya: los pintupi, los warlpiri, los arrernte y los anmatyerre, tuvieron que acordar que la hormiga de miel era un mural aceptable, ya que papunya era el lugar de encuentro de todas las tribus.


Papunya

Luego de que el mural fue pintado, uno de los ancianos principales, Long Tom Onion, recordó a Bardo que él, el anciano, había sugerido que el mural fuese pintado. Más adelante, Bardon se dio cuenta que Long Tom Onion era el dueño de ese sueño.

Comprendió la importancia de la propiedad de los sueños entre los aborígenes australianos, especialmente aquellos que aún mantienen sus relaciones tribales y tradicionales.

Entre las tribus del Desierto Central de Australia, el paso de una historia del Sueño es, en gran parte, relacionado con el género.

Clifford Possum
Por ejemplo, el fallecido artista del movimiento Papunya, Clifford Possum Tjapaltjarri, pintó sueños ceremoniales relacionados con la circuncisión e historias de amor, y lecciones para "niños traviesos".

Sus hijas, Gabriella Possum y Michelle Possum han tendido a pintar el "Siete Hermanas Soñadoras" o las Pléyades, ya que heredaron ese Sueño de su línea maternal. Como consecuencia de ello, han pintado el "País de la Abuela", lo que es una expresión de la propiedad heredada de la tierra a través del conocimiento de los sueños.


Clifford Possum Tjapaltjarri
Clifford y sus hijas no han pintado sobre los mismos temas; Clifford nunca ha pintado a las "Siete Hermanas Soñadoras". Según la ley tribal, sus hijas no pueden ver las ceremonias tribales masculinas, mucho menos pintarlas.

Los Sueños como "propiedad" también han sido utilizados por algunas tribus aborígenes para argumentar sus títulos sobre tierras tribales tradicionales ante la Corte Suprema de Australia.

Las pinturas de los sueños, travesías y ceremonias tienden a describir los lugares en donde ocurren.

Ha habido casos en los que pinturas de diez metros de largo han sido presentadas ante la Corte, como evidencia de un título propietario de una tribu luego de que el concepto de terra nullius fuese anulado por el Presidente de la Corte Gerard Brennan.

Al momento de soñar con un bebe y un animal fuerte ya sea un tigre o león ,toro ,etc la mayoría de las veces se interpreta como la necesidad o desesperación por el nacimiento de un hijo.
  • Gabriella Possum Nungurrayi es dueña de las siguientes historias de sueños: comidas del bosque, país de la Abuela y las Siete Hermanas.
  • Tim Leura Tjapaltjarri tuvo el siguiente sueño: ceremonia de la muerte
  • Emily Kame Kngwarreye tuvo un sueño de ñame, al igual que de lagartija diablo de montaña, semillas de césped, dingo, emu, comida de emu, frijoles verdes y semillas de ñame.
  • Minnie Pwerle tuvo un sueño de una semilla de melón del bosque.



TIEMPO DEL SUEÑO

"Dicen que llevamos aquí 40,000 años, pero son muchos más.
Llevamos aquí desde que el tiempo comenzó.
Procedemos directamente del Tiempo del Sueño de nuestros antepasados creativos.
Hemos mantenido la tierra tal y como estaba el primer día.
Nuestra cultura se basa en registrar los orígenes de la vida.
Nos referimos a las fuerzas y poderes que crearon el mundo como los antepasados creativos.
Nuestro bello mundo ha sido creado tan sólo de acuerdo con el poder, la sabiduría y las intenciones de
nuestros antepasados."
"Todo se creó de la misma materia.
Todo fue creado durante nuestro Dreamtime o Tiempo del Sueño."

 
 El 'Tiempo del Sueño' aborigen cuenta la historia de los grandes Espíritus durante la creación, dieron forma humana y animal al barro y a la tierra sin forma. 

El 'Tiempo del Sueño' es el tiempo de los Antepasados, antes de que estos regresaran a la tierra. Esto incluye el acto de la creación en sí mismo, el Dreamtime, el período que culminó con la existencia humana. 

Durante la creación de nuestro mundo, los antepasados se desplazaban a través de una tierra de barro, cazando, luchando y amando, y mientras hacían esto, dieron forma a esta tierra informe. Moviéndose desde los sueños a las acciones, los antepasados crearon las hormigas, los emus, los cuervos, los possums, los wallabies, los canguros, el lagarto, la goanna, las serpientes y toda la comida y las plantas.

Crearon el sol, la luna y los planetas. Crearon a los humanos, las tribus y los clanes. Cada uno de ellos se podía convertir en el otro. Una planta se podía convertir en un animal, un animal en un accidente del paisaje, un accidente del paisaje en un humano, hombre o mujer.

La serpiente de Arco Iris
Todo el mundo estaba dormido. Todo estaba quieto, nada se movía, nada crecía. Los animales dormían bajo la tierra. Un día, la Serpiente del Arco Iris, o Serpiente Madre, se despertó y subió a la superficie de la tierra. Apartó todo lo que estaba en su camino y creó enormes cadenas montañosas y gargantas mientras reptaba a través de todo el país. Cuando se sintió cansada, se enrolló y descansó. Después de haber estado en todos los lugares regresó y llamó a las ranas. Cuando estas salieron, sus rechonchos estómagos estaban llenos de agua. La Serpiente del Arco Iris las hizo cosquillas y las ranas rieron. El agua salió de sus estómagos y llenó los caminos que la serpiente había abierto. Así es como se crearon los ríos y los lagos. Entonces la hierba y los árboles comenzaron a crecer y llenaron la tierra de vida.

La Serpiente del Arco Iris es considerada la moradora de los charcos y controla la fuente de vida más preciada, el agua. Algunas veces es la impredecible Serpiente del Arco Iris, que compite con el siempre fiable Sol, la que llena las reservas de agua, formando los barrancos y los profundos canales mientras que se desliza a través de la tierra, permitiendo la recaudación y la distribución del agua.







Crítica existencial



La religión de los aborígenes australianos es realmente sorprendente, se basa en el culto del sueño, transmitido por los antepasados creadores del cielo y la tierra. Usaron el barro del que forjaron todas las cosas.  

¿Aquí está de obligación citar el dicho popular ha nacido primero el huevo o la gallina?" Cada individuo es el dueño de sus sueños que pueden ser compartidos, alquilados, prestados, pero no vendidos.

El objetivo de cada individuo es curar el territorio donde reside y de dejarlo en las mismas condiciones en que lo dejaron los antepasados. 

(Es obvio que si toda la humanidad se casara con estos principios, viviríamos en un mundo mejor, pero este no es el objetivo de mi investigación.)

En general, todo es un sueño, preexistencia, existencia y muerte y en estas direcciones el individuo cancela su orgullo existencial, aceptando sin reservas el paquete espiritual preempaquetado por los antepasados.

La religión de los aborígenes australianos es rica en costumbres e historias apasionantes, como se puede ver en el artículo publicado, y sugiero que hagan una investigación exhaustiva para investigar en profundidad el concepto de sueño, esencial en esta religión.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario